jueves, 11 de mayo de 2017

Cómo mudarse a Canarias desde casa

Cada vez con más frecuencia encontramos personas que encuentran placer en realizar sus compras de productos y servicios directos desde la comodidad del sofá de su casa. Atrás quedan esos tiempos en los que internet era un lujo al alcance de pocos y el ancho de banda no era tan grande como para permitirnos navegar a la velocidad que deseábamos.

Mudanza a Canarias

Es verdad que la tecnología de las telecomunicaciones virtuales, como todo, sigue evolucionando, y puede que dentro de veinte años miremos atrás y veamos los fallos y los atrasos en la tecnología que empleamos actualmente; sin embargo, y puesto que el futuro no existe todavía y solo es una existencia potencial plagada de variables y posibilidades nonatas, lo mejor que podemos hacer es aprender a apreciar ahora, en la realidad del presente, los avances que hemos conseguido. Dichos avances van desde la búsqueda de información y la intercomunicación con personas de todas partes del mundo, hasta la visualización de catálogos de productos audiovisuales como Netflix o la compra online.

En esto último, la compra online, quería centrarme ahora, puesto que es sin duda uno de los mayores logros que ha obtenido la humanidad y una de las ventajas más evidentes que nos proporciona la red de redes, internet. A través de internet, no solo podemos adquirir un DVD descatalogado pidiéndolo directamente a una distribuidora, o comprar ropa de tiendas especializadas, o material decorativo que solo se vende en otros países del mundo; también podemos, sin ir más lejos, solicitar unas reformas en casa, un arreglo de fontanería o unas mudanzas a Canarias. He querido poner el ejemplo de unas mudanzas a un lugar alejado de la geografía peninsular para que se den cuenta de la magnitud de lo que internet es capaz de lograr, pues estamos a un solo click de tramitar un presupuesto y el traslado total o parcial de nuestras pertenencias a las islas del archipiélago del sur o a cualquier otra parte del país o del extranjero que prefiramos.

Si esto no les parece un avance en todos los aspectos, tanto tecnológico como pragmático, es que todavía no han sentido la necesidad de mudarse. Contratar servicios a través de un teléfono fijo analógico y con cable está obsoleto, y la comunicación, cada vez más, se da a través del texto, más inmediato y fácil de interpretar que la voz. Si planean algún traslado futuro, recuerden esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario